Contribuimos al desarrollo social y humano de las comunidades de Guatemala, mediante programas de educación a distancia.

Comunicación ASEC

19 enero 2021

No hay comentarios

Casa Calidad educativa

Matemáticas de ayer y de hoy

Matemáticas de ayer y de hoy

Claudia María Lara Galo

Matemática y educadora

 

Escuchamos por allí la afirmación que dice “las matemáticas son las mismas siempre”, pero, ¿es así? Bueno, lo que sabemos es que las matemáticas nacieron desde que el ser humano empezó a contar sus animales y a sembrar. Por supuesto, no con los símbolos que conocemos hoy ni con el orden y la elegancia actuales.

 

 

Por ejemplo, en el territorio que ocupa Guatemala y parte de México surgió hace siglos el sistema maya de numeración, un sistema vigesimal, o sea, basado en el número 20, como la cantidad de dedos del cuerpo. Con este sistema los antiguos mayas podían calcular no solo el trazado de los sembrados, la elaboración de los tejidos y el tiempo, sino cuantificar para construir pirámides. Gracias a su sistema matemático, en los observatorios astronómicos podían trazar el movimiento de los astros  y estimar patrones para predecir las fases de la luna, los eclipses y otros fenómenos que aportaban valiosa información para, entre otras cosas, estimar el cambio de las estaciones y calcular los tiempos apropiados para la siembra y los cultivos.

 

 

En la actualidad, la ciencia de las matemáticas se ha fortalecido y ha llegado a constituir un idioma simbólico que todas las personas deberíamos conocer, pues permite comunicarse ampliamente. Con este lenguaje, aún si vivimos en distintos países o regiones y hablamos idiomas diferentes, podemos comunicarnos para adquirir y construir conocimiento.

 

Las matemáticas están ligadas a los avances tecnológicos, a la ingeniería, a los logros en salud, al registro de información. Las matemáticas son necesarias para llevar un presupuesto, hacer planes y cumplirlos. Como herramienta, se aplican a todas las profesiones, por lo que cualquier estudiante debiera manejarlas con seguridad.

 

 

Mientras la ciencia avanza y el conocimiento científico y matemático aumenta, la tecnología hace más accesibles sus contenidos y permite acelerar los algoritmos y procesos, mejorarlos y divulgarlos. Por eso, los estudiantes de matemáticas de hoy tienen a la mano nuevos contenidos y mejores formas de comprenderlos y aplicarlos. El buen uso de la calculadora y de diferentes programas de computación nos ayuda a ser más eficientes en casa y en los diferentes trabajos.

 

 

El desarrollo de las matemáticas se ha dado como en cualquier ciencia: nuevos descubrimientos y nuevas aplicaciones a ritmo variable. Lo que sí ha cambiado notablemente es la forma en la que se enseñan. Actualmente, se piensa cada vez más en el contexto de los alumnos, se favorece el trabajo en equipo (presencial o no), se usa material concreto y tecnología. Los estudiantes tienen mejores oportunidades de aprender de forma profunda y de adquirir destrezas abstractas de alto nivel.

 

Desde hace más de cuatro décadas, cuando el IGER abrió la oportunidad de estudiar a distancia, integró el estudio de las matemáticas a sus cursos. Actualmente, los programas del IGER se basan en el Currículo Nacional Base –CNB- del Ministerio de Educación.

 

 

En el CNB se pretende que un estudiante egresado del tercer año de ciclo básico muestre pensamiento crítico y científico, sepa emitir juicios y hacer propuestas, además de saber construir nuevos aprendizajes y resolver creativamente situaciones cotidianas personales o de su comunidad para aportar al bien común.

 

 

Los nuevos materiales del IGER están estructurados de manera que respondan a las condiciones de los estudiantes de este siglo preparándolos para enfrentar las demandas de trabajo de su entorno, fortaleciendo las habilidades que exigen otros estudios y permitiéndoles relacionar esta área del currículo con otras.

 

 

Por medio de retos y desafíos, los estudiantes tendrán la oportunidad de usar los recursos y materiales a su alcance para hacer propuestas involucrando a los miembros de su círculo de estudio y a expertos. Con creatividad, compartirán ideas y posibles soluciones que luego contrastarán con lo que los libros, vídeos y otros materiales les propongan para profundizar en los contenidos que ya conocen y también para aprender nuevos.

 

 

Los materiales del IGER favorecen el autoaprendizaje consciente, la identificación y el aprovechamiento de recursos del medio, así como la aplicación de los aprendizajes a situaciones nuevas. Se trata de un enfoque educativo centrado en la persona que aprende para apoyar el mejoramiento de su comunidad por medio de un aporte formado e informado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *